Bonsai Ficus Ginseng
Bonsai Ficus Ginseng
Bonsai Ficus Ginseng
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Bonsai Ficus Ginseng
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Bonsai Ficus Ginseng
  • Cargar imagen en el visor de la galería, Bonsai Ficus Ginseng

Bonsai Ficus Ginseng

Precio habitual
€12,00
Precio de venta
€12,00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

Cuidados y características

  • Tamaño mediano: aprox. 30 cm
  • Diámetro maceta: 12 cm
  • Plato incluido
  • Tiempo estimado de entrega entre 11 y 13 días, leer Términos de compra para más información.

El Ficus ginseng, también conocido como Ficus retusa o ficus microcarpa, es un tipo de árbol ornamental, de hoja perenne de color verde intenso y brillante. Se suele usar comúnmente en jardines y decoración de interiores. 

Puede alcanzar los 100 cm de altura aunque dependerá de las condiciones en que se encuentre, es de crecimiento lento.

El látex de esta planta es tóxico por lo que debemos tener cuidado con las mascotas y los pequeños de la casa, lávate las manos después de manipularlo.

Recuerda que con la compra de esta planta recibes una Ficha en PDF sobre sus Cuidados y Características.

Luz

El Ficus ginseng necesita bastante luz indirecta, por lo que debemos colocarlo en una zona donde nos aseguremos que tenga este tipo de iluminación. Evitaremos las corrientes de aire, ya que pueden dañarlo haciendo que caigan sus hojas.

Abono

A finales de primavera y hasta finales de verano podemos abonarlo con un fertilizante líquido una vez al mes, siguiendo las instrucciones del fabricante. Aconsejamos no abusar de los fertilizantes para no quemar nuestras plantas.

Riego

En meses de primavera y verano podemos incrementar el riego, siempre comprobando que el agua no se queda estancada, podemos utilizar para ello un palo o introducir un dedo en la tierra para ver el estado. En invierno con un riego a la semana será suficiente o cada ocho días. Si puedes, utiliza para regar agua destilada o agua de lluvia. Si vas a usar agua de grifo, déjala reposar durante toda la noche y riega al día siguiente.
Puedes pulverizar sus hojas con agua destilada, también ayuda a mantener la humedad.

Crecimiento

El Ficus es un árbol de lento crecimiento. Podemos podar sus hojas a finales de primavera y mediados de verano, para evitar la proliferación de plagas o para evitar la propagación de éstas. Al realizar esta operación, el ficus puede soltar "latex" que es un cicatrizante natural de la propia planta y por este motivo, no debemos retirarlo.

Problemas del Ficus

 Caída de hojas: Si se le caen las hojas de la parte de abajo, las basales (las más viejas), una caída normal, no te preocupes porque forma parte de sus ciclo de vida. Si se le caen muchas hojas y las ramas se quedan desnudas puede haber un problema. Cuando las hojas están negras puede ser debido a algún insecto o bicho, o bien porque estás regando en exceso. Para evitar la proliferación de plagas revisa el envés de las hojas. La falta de luz puede producir la caída de las hojas también. Cuando el Ficus llega a tu casa porque lo acabas de comprar, puede soltar algunas hojas y es normal, se está adaptando.

Hongos: evitar que las raíces se queden húmedas, comprobando que el agua no se queda estancada en la maceta y que a la hora de regarlo, la tierra está seca. Visita nuestra "Guía para regar las plantas" en el menú superior.

Hojas amarillentas o con hongos: debemos retirarlas.

Comparte tu Ficus

Sube una foto de tu Ficus a Instagram y etiquétanos @plantaydecora, compartiremos la foto en nuestros Stories.