Guía para regar las plantas

 

Uno de los mejores consejos que podemos darte es que cuando elijas una planta, investigues todo lo que puedas sobre ella, de este modo le podrás brindar los cuidados que requiere. Nosotros hemos elaborado fichas de plantas que puedes leer con cada planta en la web, o también, cuando compras en Plantadecora, te enviamos al email la ficha de tu planta elegida.  

Cada planta tiene unas características diferentes y por lo tanto necesitará de unos u otros cuidados. No requiere la misma cantidad de agua una Calathea que una suculenta, por ello te animamos a conocer tus plantas y entenderlas.

¿Cómo regar las plantas?

Las plantas se pueden regar de diferentes maneras:
  • Una a una con una regadera (efecto lluvia) por ejemplo o una botella de cristal que tengas en casa.
  • En la bañera o plato de ducha, para aprovechar y limpiar sus hojas de polvo.
  • Sumergiendo la maceta entera en un recipiente (para algunas plantas específicas como las orquídeas o los helechos)
  • Colocando un plato con piedritas debajo de la maceta y un poco de agua (para mantener la humedad).

Elegir un método u otro dependerá del tipo de planta.

 

 ¿Qué tipo de agua es conveniente?

El agua de grifo está bien para regar las plantas pero con el tiempo veremos que muchas de ellas pueden presentar manchas en sus hojas y eso es debido a la dureza del agua y a la cal.
Lo ideal es que uses agua de lluvia o agua destilada, embotellada o filtrada. Quizás pienses que es un gasto innecesario pero si riegas las plantas en un recipiente o bandeja, puedes recoger toda el agua de nuevo y almacenarla. Podrás volver a usar el agua para regar y de esta manera, no sólo ahorrarías, sino que también derrocharías menos recursos.
Otro truco es que dejes reposar el agua de grifo en un recipiente abierto durante al menos un día y cuando pasen esas 24 horas, puedes regar tus plantas con esta agua.

Pasos para regar las plantas:

  1. Introduce un dedo o un palo en la tierra, si está seca es hora de regar.
  2. Riega eligiendo uno de los métodos anteriores o combinándolos.
  3. Ente riego y riego deja secar el sustrato, comprueba que la maceta tiene buen drenaje y el agua no se queda encharcada.
  4. Elige un día a la semana para regar tus plantas, de esta manera no te olvidarás.